Hispania Wargames (y 2 peques)

Aunque ya son varias las ediciones que cuenta, yo fue el año pasado cuando me enteré y ya teniendo una peque en mi haber, me hice un poco el remolón (pereza) y no fuí (la posible orientación a wargames que ya su nombre indica y una desconexión temporal con este tipo de ludopatía me tiraron para atrás.

Este año, con 2 peques y mucho ánimo de recorrer y ver mundo me quise quitar la espinita y allí que nos fuimos, con la simple y llana idea de “echar un vistazo y ver que podemos”. Así que nos ataviamos para lo justo de una visita de hora y poco el domingo (finalmente llegamos hora y cuarto más tarde de lo planeado, estando unos 45 minutos al final) y, a la voz de la peque “vamo a ve huego” (vamos a ver juegos -tenía la indicación de “vamos a ver juegos de los que le gustan a papá”), disfrutamos de una tapa de estas jornadas:

photo_2017-03-08_23-33-34

¿Que nos encontramos allí? Pues desde el desconocimiento, una visita rápida y creyendo no haber visitado todas las instalaciones, encontramos mucho wargame (oh sorpresa!) y muchos de los stands orientados a este sector. Había también una ludoteca con préstamo de juegos en la que si hubiéramos ido más preparados nos hubiésemos lanzado a pedir algún juego chorra para hacer tiempo con la peque, pero como no era ese el plan continuamos y olimos una mesa preparada y acabamos jugando a “Flying Kiwis”, mi señora con el niño en un pañuelo, yo con la niña en las rodillas y haciendo lo que pudiéramos.

photo_2017-03-08_23-33-44

Justo después seguimos haciendo el recorrido y preparando la salida ya que en breve las fieras tendrían hambre. En la visita vimos a algunos conocidos, jugamos y aprendimos que hacer, así que todo un exitazo.

Recomendamos:

  • No ir fijado a horarios
  • Llevar comida/juegos/chuches para los peques, a riesgo de que no haya ludoteca
  • Si vamos con niños recordar que vamos un 51% al menos para ellos y nosotros el resto
  • Llevar pañales y ropas para los imprevistos
  • Ser dinámico a la situación, los peques mandan
  • Disfrutar la experiencia

Esa fue nuestra expreciencia con 30 meses en peques (26 una y 4,5 otro). ¿Y vosotros? ¿Os lleváis los peques a los vicios? ¿qué tal fueron las experiencias?

Para finalizar… ZonaLúdica, estamos preparados y vamos a por tí 😉

 

¿Vale? Vale (o como comunicarse con tus hijos)

Buenas,

Hay una coletilla que arrastramos con la peque (MiniMario no da para tanto aún) y es el preguntarle si ha entendido las cosas que le hemos indicado.

Todo empezó por que era una expresión que probablemente decíamos sin sentido (incluso mi señora se arrepentía de “mira la palabra que ha aprendido la niña”) pero aprendimos pronto a dar un giro de tuerca y usarlo en nuestro provecho.

No sabemos si casualidad o no, nuestra pequeña asoció que el ella decir “vale” implicaba haber escuchado y reconocido algo (lo que no implica su aceptación al 100%, también es verdad) así que podemos decirle cosas como:

  • No te bajes del sofá que ahora vengo con las zapatillas, ¿vale? -Vale.
  • Si te comes el maiz, te doy jamón, ¿vale? -Vale.
  • No tienes que tirar el agua de la bañera fuera, eso no está bien por bla bla bla  -Vale.

Y puede parecer una tontería pero normalmente cuando no usamos la palabra o si no responde, suele remolonear más respecto a la acción que queremos que tome.

 

¿Y vosotros? ¿Cómo sabéis que vuestros retoños han entendido lo que le pedís?

Iniciando al Rol a niñas de 12 años

Buenas,

El otro día me encontraba cumpliendo uno de mis malvados (seguro que a otros ojos) sueños, y es el de proseguir la frikización de mis sobrinas.

Si bien es cierto que “no soy muy friki” (asi muggle para mi grupo friki y muy friki para la mayoría de amigos y familiares), es mi labor hacer que mis sobrinas (y cualquier persona, cosa o ente que se acerque a mí) se familiarice con juegos de mesa, rol, animes y similares y es algo que me tomo muy a pecho por que no creo que haya nadie cercano que les pueda hacer llegar este gran mundo.

Desde siempre me han visto jugar a juegos de mesa (incluso una temporada con sus padres) y llegó el momento de dar el gran paso, su primera partida de Rol, al que yo creo que no jugué demasiado (unos 4 o 5 años casi todos los sábados) pero que fueron una parte muy feliz de mi adolescencia.

Tengo que reconocer que no me lo preparé “demasiado” la partida por que no sabía por donde me iban a salir, pero al final no fue tan mal como pensé que podría llegar a ser. Os cuento como fue la partida con mis mellizas (12 años y medio) y mi mujer (de edad irrevelable :P)…

Comentar que la partida la organicé basándome en Magissa (basándome por que tomé las fichas de personaje de internet, el mapa, una aventura que vi por internet y una lectura rápida de las reglas por internet -creo que leí la versión “open” (legal) del juego, aún así muy recomendable la compra por que tiene que ganar Mucho en físico) y a partir de ahí mucha inventiva y creatividad).

photo_2017-03-01_17-22-37

Empezamos sobre las 23:30 la creación de personajes (por que mi MiniMario no quería dormirse antes -sí, con dos peques en casa, por que no nos andamos con chiquitas) y hubo un primer problema que tuve que cortarles pronto y no fue otra que esa rísa pávica y descontrolada que ocurre en la preadolescencia, pero ellas saben que soy un tipo “serio” para mis cosas y pronto cambiaron el chip y volvieron a ser mis sobrinas adorables. En media hora teníamos las fichas hechas aunque el tener “tantas” posibilidades pueda que las abrumara un poco.

Continuamos con la presentación de la escena y fue la típica posada en el típico mundo medieval-fantástico. A medida que desarrollábamos la partida les iba dando ejemplos de lo que podrían hacer, les enseñaba algunas cosas que mi cerebro de rolero daba por obvias e intentaba por todos los medios que le picara el gusanillo.

La partida se fue alargando hasta las 2:00 y fui acelerando la partida teniendo que obviar un puzzle final (con lo que me gustaban a mí los puzzles en las partidas) pero no daban para tanto las pobres, así que pasamos al jefe final (que representé con la figura de un ogro de BloodBowl que en cuanto pisó mesa les encantó) al que ganaron con bastante más facilidad (y yo que esperaba que les iba a costar un poquito!) y cerramos la partida con la gratitud del pueblo por haber resuelto la situación.

photo_2017-03-01_17-22-44

Vas a crear una partida para jóvenes roleras/os, aquí van algunos consejos:

  • Ten las fichas de personajes ya creadas, o hazlas con ellas pero con anterioridad. Le crearás hype y no alargarás la sesión.
  • Ve ayudándolas, os habéis reunido para hacer un cuento y lo mejor es que para todos sea una gran experiencia (como master y familiar, tu objetivo no es regodearte con tus pobres jugadores).
  • No lo dejes todo en mano de las tiradas (la que llevaba el personaje con habilidades sociales falló todas las tiradas de este tipo, por lo que había que salir airoso para que no odiara el sistema de tiradas).
  • Toma pizza o algo similar antes con ellos, la partida tiene que ser una experiencia chula para todos.
  • Trátalos como iguales, no como niños pequeños. Meterán la pata, no verán cosas obvias y “te sabotearán” la partida, probablemente sin quererlo. Ten paciencia.
  • Improvisa! más vale una salida rápida que parar y cortarles el ritmo narrativo (que se queden sorprendidos de como eres capar de tenerlo todo preparado).
  • Dales puntos de experiencia al final, aunque no vayáis a jugar de nuevo. Que vean que lo que han hecho tiene un fin.

 

Y poco más. Fue una gozada ver como una de las niñas contaba entusiasmada a la madre TODA LA PARTIDA, que contada así era muy sosa la historia (tampoco era una maravilla vamos) pero ahí se veía que algo hizo tilín en sus cabecitas 🙂

 

¿Y vosotros? ¿Habéis o esperáis iniciar a alguien pronto?