No sin mi hija

… y algunas veces no por que queramos, si no por que ella lo exige.

Me gustaría hablar en este post de la colaboración/inclusión de tu pequeño vástago tanto en las tareas como en el ocio del día a día.

Si bien el involucrar a nuestros pequeños seres queridos es algo que queda muy cuqui en las películas y los anuncios de la tele, la verdad es que es algo más complicado en el día a día. Tener a un niño (y supongo que a mayor número de niños, mucho peor será) rondando y pidiéndote/exigiéndote ayudar cuando has sacado el cuchillo jamonero no es el momento más agradable del día, pero considero que un poco de esfuerzo temprano, puede dar frutos a medio/largo plazo.

Por ejemplo, en el ocio podemos empezar a jugar con nuestros peques (yo por los comentarios de la comunidad “twitter y friki y con hijos” le voy a regalar a mi peque “Mi Primer Frutal” para su 2do cumpleaños) a juegos que para nosotros son chorras y sí, quizás sea aburrido el juego, pero no así la experiencia. Con cosas así, juegos básicos, horas de parchis en la que el niño sólo tire el dado y sesiones de memory de princesas, conseguiremos que nuestro pequeño descubridor vaya aprendiendo mecánicas, a esperar su turno, paciencia… Además, si queremos ir inculcándoles alguna afición concreta, será mejor empezar desde pronto.

Podríamos en cambio decir que ese es nuestro ocio y negarnos en profundidad, pero entre otras cosas tendrás rondando un moscón (o moscona) que ve como sus papis se lo pasan ven jugando a algo muy colorido, con muchas cosas y que le regañan cuando lo quiere tocar… y esto será así hasta que el niño se canse y el mundo haya perdido un friki en potencia.

Tenemos también las tareas del hogar… aquí la decisión es un poco más complicada, por que si nuestro pequeño quiere ayudar (o si lo incentivamos a ello), el tiempo dedicado para nuestras tareas (que normalmente no es agradable) se extenderá (lo que reducirá el tiempo para otros quehaceres). Muchas de estas acciones pueden suponer un riesgo además, por lo que hay que andar con mil ojos y esperar que adquiera pronto la destreza suficiente para revisarla sólo cada medio segundo. Si también tenemos una personita que quiere ayudar en casa, su evolución no debe ir en sentido de tener una chacha en casa, pero si puede conseguir la independencia de su persona y dar el trabajo que sea necesario a sus padres.

Entre las cosas que está investigando la peque en estos momentos, trata de ayudarnos en cosas como estas:
– Poner el pan de molde en la sandwichera (apagada) y untar la mantequilla
– Poner azúcar en los vasos
– Ayuda con lo menos frágil que va al lavavajillas
– Pone/Recoge cubiertos de la mesa (y tira cáscaras y yogures)
– Desmenuza el jamón cocido y queso de su tortilla francesa
– Intenta barrer (con pésimo resultado)
– Cuida del hermano (pone chupete, le da la mano, lo mece)

Para acabar, indicar que a nosotros se nos va de las manos, sobre todo respecto a las tareas, y es que en nuestro caso ocurre que la niña tiende a la independencia (creo que nosotros la hemos encarrilado hacia eso, con frases como “ve y tira tu pañal a la basura por favor” que ella ha ido aceptando), pero como parece que le gusta, además se nos viene arriba y quiere ayudarnos en cocinar “cualquier cosa”, echar los productos en la lavadora, servirnos la leche en los vasos… y obviamente tenemos que pararnos y hablar con ella y decirle que todo no puede hacerlo todavía, que es pequeña y que tiene que ir haciendo las cosas poco a poco, y normalmente parece entenderlo.

Nosotros hemos optado por acercarla a nuestro día a día y nos va bien, así que queda preguntaros… ¿vosotros intentáis que vuestro pequeño vaya cogiendo aptitudes de más adulto? ¿O por el contrario esperáis a que vaya a tener la destreza ya desarrollada para que realice las tareas y no se vaya a hacer daño?

2 comentarios en “No sin mi hija

  1. Nosotros igual con el tema del pañal, llevar la ropa a lavar, colocar su calzado en su sitio…más o menos desde que tienen dos años es algo que les hemos metido en el disco duro…jejej, y luego cositas como las que has dicho de los yogures y tal…a mi me parece algo genial que se vayan onvolucrando en las tareas del día a día. Me ayudan a tender, y lo que yo haría en 10 minutos se convierte en una tarea de 20…o limpiamos los cristales y acaban con mas dedazos que al principio, pero ellos se lo pasan bien, y a mi me encanta verlos que quieren participar en las tareas para que mamá pueda jugar más con nosotros!jajaj, y no se dan cuenta de que estamos haciendo un juego de cada cosa que hacemos y es más diver para todos!jejej

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s